duodenitis

Duodenitis es una condición muy incómoda que tiene una prevalencia en todo el mundo. Leer y conocer todo sobre este trastorno, junto con sus causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

DUODENITIS DEFINICIÓN

Es una condición caracterizada por la inflamación en el duodeno, o la sección superior del intestino delgado que se encuentra entre el yeyuno y el estómago. Esta condición inflamatoria se presenta generalmente con otros trastornos abdominales, tales como gastritis, dispepsia o hepatitis.

DUODENITIS CIE CÓDIGO 9

El Código CIE 9 para duodenitis es 535,6.

DUODENITIS INCIDENCIA

La enfermedad se encuentra a surgir en hasta un 5 a un 9% de todos los individuos que sufren de hemorragia gastrointestinal superior.

LOS SÍNTOMAS DUODENITIS

Esta condición se caracteriza principalmente por una inflamación del revestimiento del estómago. Esto puede resultar en una serie de síntomas que pueden en intensidad de persona a persona. Algunos de los síntomas más comunes de la duodenitis ocurren diariamente o sólo de vez en cuando. Éstas incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Distensión abdominal
  • Diarrea
  • Gas
  • Indigestión
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas, vómitos con o sin
  • vómitos

En algunos casos, estos síntomas pueden llegar a ser graves y potencialmente mortales. Particularmente síntomas graves incluyen

  • El dolor abdominal agudo
  • vómito con sangre
  • heces con sangre, con heces aparece negro, rojo o alquitrán de color

Estos síntomas podrían desarrollar junto con trastornos abdominales asociados.

CAUSAS DUODENITIS

La hinchazón de la parte superior del intestino puede ocurrir por un número de razones. Algunas de las causas principales son:

INFECCIÓN BACTERIANA

inflamación duodenal a menudo se produce cuando el estómago está infectado por un tipo de bacterias conocidas como H. pylori o Helicobacter pylori. Esta forma de la bacteria infecta a alrededor de la mitad de la población mundial. Aproximadamente el 50% de todos los estadounidenses mayores de 60 años de edad se encuentran infectados con esta bacteria en algún momento de sus vidas. Esta infección bacteriana exhibe a menudo no hay síntomas en los pacientes. Sin embargo, en algunos casos, la infección puede resultar en el desarrollo de enfermedades como la gastritis, úlceras intestinales, úlceras de estómago e incluso cáncer de estómago acompaña.

MEDICAMENTOS

La enfermedad también puede surgir debido a un efecto secundario del uso de fármacos no esteroideos antiinflamatorios (AINE) tales como Cetoprofina, peroxicam, el ibuprofeno y la indometacina. Estos medicamentos conducen a una irritación del revestimiento del estómago y reducir la producción de una sustancia similar a hormona llamada prostaglandina. Esta sustancia protege el revestimiento del intestino y el estómago mediante la limitación de la secreción de ácidos digestivos y el fomento de la secreción de mucosidad protectora. Las posibilidades de un estómago molesto o aumento irritación duodenal cuando se utilizan dosis más grandes de los AINE por un período de tiempo más largo.

ENFERMEDAD DE REFLUJO GASTROESOFÁGICO (ERGE)

Duodenitis también se asocia a la ERGE, una condición crónica en la que la bilis cáustica se libera en el esófago. Este reflujo de ácido gástrico que implica el esfínter esofágico inferior conduce a la indigestión ácida, la acidez y el posible trauma (lesión) para el revestimiento del esófago.

La afección también puede ser el resultado de otras causas como:

  • la enfermedad de Crohn, lo que resulta en la inflamación intestinal debido a razones desconocidas
  • inflamación de la vejiga Gall
  • La hemorragia gastrointestinal
  • suministro escaso de sangre a los intestinos
  • Síndrome de Zollinger-Ellison , que conduce a la producción de ácido excesiva
  • Infecciones virales

DUODENITIS DIAGNÓSTICO

Los médicos suelen comenzar el diagnóstico de esta condición por el control de los síntomas y el análisis de la historia clínica de los pacientes. A los pacientes se les preguntó si están sufriendo de molestias como:

  • Distensión abdominal
  • Diarrea
  • eructos excesivos
  • Flatulencia
  • Acidez
  • Pérdida de apetito
  • Náusea
  • Sensación de saciedad después de comer
  • malestar abdominal leve o dolor
  • vómitos

Estos síntomas se encuentran a surgir más en momentos en que los pacientes están en tensión. Los médicos pueden seguir esto con un examen físico del paciente para determinar si hay signos físicos como:

  • La distensión abdominal (debido a la flatulencia excesiva)
  • masa abdominal
  • Sangre en heces
  • La ampliación de los órganos abdominales
  • Aumento de ruidos intestinales
  • Pérdida de peso

El diagnóstico también incluye pruebas médicas como:

GASTROINTESTINAL SUPERIOR (GI) SERIE

También conocido como “Tracto Gastrointestinal Superior Radiografía”, esto implica el examen médico visualizar el duodeno a través de imágenes. El paciente se hace para tragar un colorante radiopaco (bario) después de lo cual se toma una imagen de rayos X de su tracto gastrointestinal.

ENDOSCOPIA

Se utiliza para visualizar la mucosa o revestimiento interno del duodeno y consiste en pasar un microscopio de fibra óptica, conocido como endoscopio, por el esófago. Endoscopio es un instrumento médico delgado que está equipado con una cámara diminuta. Se utiliza para realizar una cirugía menor o examinar el interior de un órgano corporal. Durante el diagnóstico, se inserta en el cuerpo, principalmente para adquirir imágenes en directo de uno o más órganos internos.

Sin embargo, tanto la serie GI superior y Endoscopia solamente proporciona una prueba indirecta de la duodenitis. Debido a esta razón, los médicos deben adquirir pequeñas muestras de duodeno durante la endoscopia para un análisis microscópico definitiva. El procedimiento se conoce como biopsia endoscópica. En algunos casos, se necesitan muestras duodenales más grandes para un análisis. Esto se puede hacer con el tubo de biopsia, un proceso que utiliza un dispositivo de muestreo tubular para conseguir un pedazo más grande de tejido.

TRATAMIENTO DUODENITIS

El tratamiento para la duodenitis depende de la causa real de la inflamación. Si se determina que la inflamación como resultado de una infección bacteriana, los pacientes pueden ser puestos en un curso de antibióticos. Las infecciones por H. pylori o Giardia requieren tratamiento antibiótico adecuado para ser curado. También pueden ser medicamentos como sucralfato que protegen el revestimiento de los intestinos y el estómago se recomienda. En algunos casos, los médicos pueden utilizar fármacos tales como inhibidores de la bomba de protones que limitan la producción de ácido dentro del cuerpo.

Si la ingesta de AINE se encuentra como la causa, los pacientes se les puede pedir que no los use durante algún tiempo. Las alternativas a este tipo de medicamentos pueden ser proporcionados.

Si el trastorno gastrointestinal acompaña duodenitis, el tratamiento generalmente consiste en una terapia. Los medicamentos, bebidas como cafeína o alcohol y todos los tipos de sustancias que pueden irritar el tracto gastrointestinal deberían limitarse o evitarse por completo.

Si los medicamentos o terapias no mejoran la situación, es necesario el uso de una intervención quirúrgica. Esto implica procedimientos quirúrgicos como:

GASTRECTOMÍA

Se trata de la extirpación quirúrgica de una parte del estómago.

PILOROPLASTIA

El proceso implica la apertura de la válvula situada entre el duodeno y el estómago.

VAGOTOMÍA

El procedimiento incluye cortar las fibras del nervio vago que controlan la secreción de los ácidos digestivos.

Si los pacientes sufren de síntomas crónicos o graves de la duodenitis, tales como sangre en el vómito o en las heces, sus miembros de la familia deben llamar inmediatamente a un médico.

REMEDIOS DUODENITIS INICIO

La condición se observa con frecuencia que se fuera con remedios caseros. La eficacia de estos remedios depende de la intensidad de la causa subyacente de los pacientes. Remedios consisten principalmente en el estilo de vida y modificaciones en la dieta, tales como:

ALTO CONSUMO DE FIBRA

Los alimentos ricos en fibra alta como la cebada, frijoles, avena, zanahorias, lentejas y productos de soja son muy eficaces en la inhibición de la causa de la condición.

DIENTE DE LEÓN TÉ POTABLE

El consumo de té de diente de león tibia o té de manzanilla fría puede ayudar a curar cualquier tipo de infección. Se aconseja que los pacientes beben el té, al menos, dos veces al día con intervalos adecuados en el medio.

LA VITAMINA A

Los síntomas de esta condición también pueden reducirse mediante la ingesta diaria de frutas ricas en vitamina A, como moras, jugo de zanahoria, naranjas, melocotones, col cruda y sandía. Estos deben ser consumidos en intervalos constantes durante todo el día.

YOGUR

La ingesta diaria de un plato de yogur puede ayudar a calmar el sistema intestinal y reducir el dolor abdominal.

SUERO DE LA LECHE

El consumo de leche de mantequilla se considera que es uno de los remedios más simples para este trastorno. Para mejores efectos, puede agregar semillas de comino en polvo o polvo de pimienta negro en un vaso de suero de leche y lo consumen a intervalos regulares. Tener la bebida durante 2-3 veces al día puede producir mejores resultados.

DUODENITIS PRONÓSTICO

El pronóstico de esta enfermedad se basa en la effectuality de la cura implementado para curar la causa subyacente. La mayoría de los individuos afectados con Duodenitis así como los signos Gastritis exposición de recuperación dentro de 1-2 días de tratamiento, incluyendo antiácidos, modificación de la ingesta de bebida o la inhibición de la producción de ácido del estómago. Si la condición se presenta junto con duodenal o úlcera gástrica, la terapia de droga puede asegurar una buena curación dentro de 6 a 8 semanas en alrededor del 70% de todos los casos. En la mayoría de los casos, la intervención quirúrgica y el tratamiento farmacológico prolongado ayuda a reducir efectivamente la producción de ácido en los pacientes.

DUODENITIS RECUPERACIÓN

La mayoría de los casos de esta enfermedad se resuelven en una semana. Las infecciones bacterianas o parasitarias que se tratan con medicamentos antibióticos por lo general necesitan un curso más largo de la terapia. En tales casos, el tiempo de recuperación se puede esperar que variar entre 10 a 14 días.

LAS COMPLICACIONES DUODENITIS

Algunas de las posibles complicaciones de esta enfermedad incluyen:

HEMORRAGIA

Esto puede ser una complicación posible si hay una enfermedad gastrointestinal subyacente. La inflamación del revestimiento del estómago puede conducir a la formación de una úlcera (lesión) dentro del duodeno o el estómago. Esto puede resultar en hemorragia (hemorragia) y la pérdida sustancial de sangre.

LA ANEMIA POR DEFICIENCIA DE HIERRO

Si la hemorragia se vuelve crónica en la naturaleza, puede causar anemia por deficiencia de hierro que se caracteriza por una reducción en la cantidad de hierro en el torrente sanguíneo.

PERITONITIS

Si el estómago sin tratar o úlceras duodenales penetran en el revestimiento del tracto gastrointestinal (GI), que puede conducir a peritonitis. Esta condición resulta de una inflamación de los tejidos situados dentro del abdomen. Se produce debido a la liberación anormal de ácido clorhídrico, la sangre y el alimento parcialmente digerido en la cavidad abdominal. Las personas afectadas con esta enfermedad sufren de dolor de estómago agudo y necesitan hospitalización inmediata y la atención médica profesional.

ESTENOSIS PILÓRICA

En algunos pacientes, ulceración o inflamación pueden causar la formación de cicatrices en una válvula conocida como píloro que se encuentra entre el estómago y el duodeno. La cicatrización puede resultar en el estrechamiento de la válvula entre los órganos. Esta condición se conoce como estenosis pilórica. Esto evita que el estómago pase a las partículas de alimentos en el duodeno causando con ello síntomas discomforting como dolor abdominal, eructos y vómitos.

ÚLCERAS

El consumo de alcohol puede agravar la posibilidad de aparición de úlceras, que puede conducir a otras molestias en turno.

GESTIÓN DUODENITIS

Para obtener los mejores resultados, un episodio de la duodenitis debe ser objeto de seguimiento con formas adecuadas de gestión. Éstas incluyen:

LOS EJERCICIOS AERÓBICOS

Un régimen de ejercicio regular puede reducir el estrés, el dolor posoperatorio y acelerar la recuperación. Los ejercicios aeróbicos como la natación, como correr o incluso caminar puede ser muy beneficioso. Cada sesión de entrenamiento debe continuar durante 30 a 45 minutos. Acostado sobre la espalda y la realización de contracciones musculares en las piernas, cruzado, la rodilla se dobla o flexiona el tobillo puede ayudar a promover la circulación de la sangre y que sea más fácil caminar a los pacientes.

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

Si la intervención quirúrgica se lleva a cabo para el tratamiento, los pacientes pueden encontrar que es necesario para practicar entrenamientos respiración de presión positiva intermitente para evitar las complicaciones pulmonares.

En algunos casos, como ejercicios como técnicas de respiración profunda y relajación muscular progresiva (PMR) puede ser recomendada para acelerar la recuperación y reducir el dolor postoperatorio. La realización de estos para un par de veces cada día puede ayudar a reducir la ansiedad y relajar el dolor muscular y la tensión.

Los pacientes que se someten a un tratamiento quirúrgico deben atenerse a un trabajo ligero o sedentarios durante 2-4 semanas después de la operación. Él o ella también debe evitar levantar objetos pesados, ya que puede empeorar la condición de la recuperación y el compromiso.

PREVENCIÓN DUODENITIS

Este síndrome se evita típicamente con medidas de estilo de vida y la modificación de la dieta, que incluyen:

  • Evitar los alimentos que son muy picante
  • Evita fumar
  • La restricción o la eliminación de la ingesta de alcohol
  • El control de los niveles de estrés
  • Evitar el consumo de fármacos anti-inflamatorios, tales como ibuprofeno y aspirina

DUODENITIS Y GASTRITIS

Tanto la duodenitis y gastritis se encuentran a menudo para tener las mismas causas, síntomas y modos de tratamiento. causa gastritis inflamación del revestimiento del estómago mientras que los resultados Duodenitis en la inflamación del primer segmento del intestino delgado (duodeno). Duodenitis suele ir acompañada de la gastritis.

Se debe buscar asistencia médica de inmediato si usted encuentra cualquier miembro de su familia que muestra síntomas de la duodenitis. Como se ha dicho, esta es una condición incómoda que a menudo causa síntomas que amenazan la vida. Por lo tanto, el tratamiento oportuno es sumamente necesario en la curación de esta enfermedad. Si se diagnostica y trata bien a tiempo, la enfermedad puede desaparecer al cabo de un corto tiempo sin causar más complicaciones. Es esencial para manejar el trastorno adecuadamente con el fin de prevenir su recurrencia o agravamiento.

About The Author

Reply

%d bloggers like this: